(últimas conversaciones)

De todo lo que podríamos haber dicho sobre nada.

Ahora el silencio es más leve,

hemos terminado por no hablarnos.

Ni siquiera los teléfonos quieren

oír el sonido al comunicar.

Ahora la noche es más holgada,

tus jerséis en la silla se aburren.

Ni siquiera la esencia, tu calor

último aire. Sé del giro y la voz.

Hemos amado mucho y bastante mal.

Arrogantes, siempre disponibles a

un mensaje de distancia y, ¿ahora?

Ni siquiera una urgencia, tonterías.

Del número que palpitaba con luz

Sólo oye: Cuídate. Adiós, luv.

*

Los amantes del Pont -neuf.
Los amantes del Pont -neuf.

a,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s