Literatura portátil: concepto y teóricos.

Hace poco, nos dijeron que el sector editorial no había experimentado semejante caída, hasta el momento, en cuanto a ingresos, desde 1994. Es decir, ascendiendo a la cima, acostarse con el éxito y zas, vuelta al mundo real, Neo. Definitivamente: malos tiempos, para la lírica. Y la narrativa. Por no hablar del teatro, que en mi modesta opinión, poca gente consume, adquiriendo un papel de estupefaciente sui generis que te hace parecer aristócrata a ojos de una mayoría letrada (?). Cómo, ¿que vas al teatro?

Parece ser que la gente ha dejado de leer, que, las personas han dejado de consumir “literatura” o lo que Dios sabe qué, se dedican a hacer esa panda de vagos y maleantes, traga-novelas contumaces y principales productores de un objeto valioso que una vez adquirido, se deprecia un 80%, si no más: el libro. Creedme cuando os digo que el señor que leía los cuentos de García Márquez en el autobús esta mañana era un ente físico, en absoluto paranormal y que, aplicando la misma regla, también lo era ese chico, recostado a mi lado leyendo a Proust y que me ha pedido disculpas al salir. Que me aspen si lo que he visto no era real. Incluso, he llegado a ver a otros, leyendo (lo que sea), desde libros electrónicos. He de admitir que eran más, pero continuaban ejerciendo una de las curiosidades más antiguas del pensamiento humano y, no se les veía muy disgustados, au contraire mon frére. Finales de julio, pleno verano, autobús climatizado y poco ruido, baaam, lectura tranquila garantizada. Por lo tanto, parece indicar que no es que las personas hayan dejado de “leer”, simplemente el medio ha cambiado. Y claro, como en todo, mil detractores del aparatito, fuertes defensores del libro en papel frente a la comodidad de llevar una biblioteca en la mano. Formo parte de ese grupo enloquecido esnifador de masa procedente de la corteza de los árboles y profundamente post-apocalíptica y tremendamente underground. Sí, yo leo. Y lo hago al modo tradicional. Confieso que el libro electrónico es algo útil, yo tengo uno. PERO. La emoción de recibirlo por correo certificado, abrirlo e introducir algunos documentos ni por un momento supera a todas esas ocasiones, en las que el azar o algún dios de algún culto erótico-festivo, me brinda la oportunidad de comprarme o de recibir un libro.

Lo que realmente me preocupa es el título de esta entrada, el concepto de lo portátil. Deberíamos dejar de preocuparnos por el medio empleado, ambos seguirán sus caminos, como las Azúcar Moreno. Una en el anonimato y otra operándose el pecho, yo que sé. El caso es que han vuelto a juntarse, sin ambages. La verdadera amenaza es el hecho de haber evolucionado desde las ediciones tratadas de un modo fiel, ameno y tierno, a los compactos o ediciones de bolsillo, el salto a la digitalización y los poseedores de esa información, texto constituyente de las tripas de una persona: el libro. ¿Era cansado llevar un libro en el bolso? ¿Tan complicado llevar un compacto? ¿Y un libro electrónico? Tendremos que tener miras y aumentar la perspectiva a la hora de “ceder a otro” el peso de conocimiento, que si bien no ocupa lugar, en manos de la conjetura, la historia y Fahrenheit 451, puede desaparecer por pensarnos más ¿ligeros?

Puede que no en este preciso y precioso instante pero puede que en otro que se suceda más adelante, te dirijas a una librería, preguntes por un libro y no lo tengan. Que tampoco esté en la red y que ninguna distribuidora de libros digitales para el electrónico lo suministre. ¿Quién sabe dónde estará? Ni tú ni yo lo sabremos, pero tal vez otros…digo. Los teóricos de lo portátil y de lo teóricamente, más cómodo. ¿Para todos?

Fotografía de Elliot Erwitt, portada del libro: Los enamoramientos, de Javier Marías.
Fotografía de Elliot Erwitt, portada del libro: Los enamoramientos, de Javier Marías.

a,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s