[18]

Capítulo 18, “Tristes muy tristes”.

Mañana mismo te traigo mis esmaltes de uñas. Vale. Me va a costar dártelos, pero yo, te los doy. Vale. ¿No vas a decir nada? Qué quieres que te diga. Mujer, pues no sé… algo del estilo… ¿Gracias? ¡Gracias! No, algo del estilo de qué colores son, cuánto les queda, están secos, son muchos, yo que sé, lo normal. El ‘gracias’ es para mañana cuando te los traiga. Ah, vale. Bueno pues contéstate tú misma. Nada, son diez u once botes de diferentes tonos de rojo o granate no lo sé bien, creo que te llevo también el que me ha dejado la cara hecha un cromo y que teóricamente es anti-alérgico, pero no hay quien se lo crea… Está bien. Bien. Oye, ¿no estábamos enfadadas? Yo que sé. ¿Hace cuánto? No sé, hace un rato. ¿De qué hablábamos? Ni idea. ¿Seguro? Ni idea. ¿Cafetería? Cafetería.

[Silencio. Ha pasado algo]

Hablábamos de lo que te contaban en la carta. ¿En cuál? Pues ya es la segunda, ¿No? Ah, sí, es verdad.

Madrid 26 de febrero de 2014

Estimada señorita:

Me dirijo a usted en respuesta a su atenta carta dirigida a la Alcaldesa, para expresarle mi interés sobre la situación en que se encuentra la antigua vivienda del insigne poeta y Premio Nobel de Literatura Vicente Aleixandre.
Ante todo he de manifestarle, que comparto con usted ese profundo respeto y admiración por la obra de Vicente Aleixandre, y el pleno convencimiento del valor que para nuestra cultura, nuestra literatura y nuestro patrimonio tiene la figura del gran poeta. Sin duda el proyecto que desde 1995 persigue la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, de convertir en sede de la Fundación Vicente Aleixandre y Casa de la Poesía, la antigua vivienda del poeta, en la calle Vicente Aleixandre nº3 de Madrid, como el centro de documentación y estudio de la poesía española del siglo XX, representaría un hito muy importante para las infraestructuras Culturales de Madrid.

(Sigue)
Qué corrección, ¿No crees? No me gusta, no me gusta nada. No.

[No esperan a nadie y se marchan]

(Continua)
Hemos conocido los objetivos de la Fundación que se quiere promover con sede en este edificio, y compartimos todos sus principios como son difundir y dar a conocer la obra del poeta y recuperar su legado, fomentando la reedición de su obra y la edición de nuevos estudios críticos.

(Sigue)

Cómo les gusta. Lo que les encanta es decir que…

Capítulo 18.
Capítulo 18.

Andrea Toribio Álvarez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s