[14]

Capítulo 14, “Marchan a clase”.

Oye, y cómo terminaba la película esa que fuiste a ver con él. ¿No recuerdas el nombre? Ni siquiera una mísera palabra del título… o es que no quieres acordarte. Pues recuerdo que la última vez que nos besamos fue un beso frío, como los que puedes darle a una pared de ladrillo y luego tienes que quitarte la grava y los restos de cemento que puede que no hayan soldado bien de la boca, y es una pena. Eso es un poco las relaciones maltrechas por el tiempo y la poca falta de educación o respeto que siente la gente a meterse en ellas como quien se mete a hablar de política y ni siquiera sabe que la derecha o la izquierda son meros collares que se le imponen a un mismo grupo desarmado de mentes poco lúcidas y algo gregarias.
Tanto las mujeres y los hombres, cuando adquieren un compromiso, se vuelven terriblemente irresistibles para otros individuos que tuvieron una oportunidad y que pensaron que eran jóvenes y que las cosas pasaban como quien puede apearse y subirse al instante de cualquier vagón de metro de esta mierda de ciudad. Pero mierda. Qué le vamos a hacer. Ah, qué típico, tú te enamoraste de alguien, ¿No? Sí, eso fue lo que pasó. Me ha desilusionado en cierta manera que no me hayas dicho que fuese él el infiel perro asqueroso, porque es lo que tendemos a pensar, la camaradería de la mujer, pero también entiendo que es algo vacío después del Mujer contra mujer de la Torroja. Fui yo, yo avivé una tontería que había tenido con otro chico que no me había hecho ningún caso, al menos fui decente y lo deje con él para poder besar al otro libremente, pero ocurrió, como en todo, que cuando deseas algo y lo tienes se pierde el interés y se va en busca de otra persona más bonita y más joven. Y esto es, como con dieciocho años, dejas a tu novio y te echas una especie de amante que te soba las piernas durante el trayecto de autobús de forma muy amable y enternecedora y que se tira dos semanas sin dirigirte la palabra hasta que un día te le encuentras besando a una niña que has visto correteando por tu barrio y poco más.

Vuelves a llamar al otro muchacho, y casi piensas que no va a cogerte el teléfono pero vuelve a romper su rutina para dejar a un lado a esa niña tonta, esa tonta, que como dice Panero por Hemingway, esa hija de nadie, porque es una hija de puta y, le impones que deje a la muchacha con la que se está viendo para volver y a los dos meses decir, hasta luego. Y son cosas que piensas que no pueden pasarte, tal vez con cuarenta años dolería menos un engaño que con dieciocho, que aún tienes esos años pueriles y fáciles y te toca enfrentarte a un drama sentimental que tú has provocado y que te hace crecer unos doscientos años, es como… Hace tiempo que pienso que en cuanto dejas de darle un beso a alguien, justo cuando separas tus labios, ese poco tiempo transcurrido es una eternidad, es mucho tiempo, aunque tampoco piense que esté bien el hecho de que muchas parejas se estén continuamente comiendo la boca y tú tengas que ver cómo lo hacen porque sólo les falta tirarse encima de ti en muchos momentos… pero bueno, yo siento el último beso de mi vida como si estuviese viajando en un continuo espacio tiempo, desintegrándose de la galaxia y esperando a que llegue otra explosión para crear otro mundo. Al reencarnarme en otra tierra lo volveré a tomar y seré feliz, seré tan feliz que me daré cuenta de que ese beso que tanto he esperado no era lo que verdaderamente quería sino el amor, el puro y llano amor que no sólo se encuentra en los besos, sino también en los gestos, y sin que esto sirva de ningún precedente creo que lo económico es irse enamorando de todo el mundo que contenga dentro de sí una especie de matiz atractivo que yo sólo pueda ver y que me amarre a un círculo temporal de amor el tiempo que quiera durar…

Capítulo 14.
Capítulo 14.

Andrea Toribio Álvarez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s