[8]

Capítulo 8, “Se sientan en los taburetes de la cafetería y apartan unos panfletos con la cara de un hombre del suelo”

Por qué no te abres. Abrirme a qué. Pues a la gente. Pues porque no quiero. ¿Y por qué no? No.
¿Qué? Que no tía, que no. Por qué no escribes. Pues porque no. O sea, ahora no tengo nada que escribir. Te he hablado de él porque había un chico que se parecía mucho en el autobús y vine pensando en cómo seríamos ahora, no si estuviésemos juntos, que eso es irrelevante ahora. Te hablo del verdadero baluarte. Las relaciones. Qué somos, qué seremos, pues tal vez, nada. Pero aquí estamos, y quién sabe si…Huele a yeso, como a pared muerta. Estoy oyendo cómo caen piedras. Cómo se abren las puertas, oigo sirenas de lejos… un helicóptero…

number-8-blue-hi

Andrea Toribio Álvarez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s