[6]

Capítulo 6, “Caminan un poco”.

Ya termino. La escena se desarrolla en un circo, hasta ahí todo correcto. Luego evoluciona de una forma un poco… extraña. Llega un tipo, dice que quiere perpetuar la tradición de su familia, habían sido payasos, no entiendo por qué la infancia del loco perturbado aparece al principio, como en un calabozo de la guerra civil, donde Los caídos, ¿Sabes dónde te digo? Sí, sí, cómo no lo voy a saber (Expulsa humo). Bien, pues el caso es que se enamora locamente de una de las acróbatas, que está con otro payaso, que es el gracioso, porque este loco, que está de remate, ¿Vale? Vale.
Pues… es un payaso triste… de ahí el título de la película, y toca la trompeta y lo hace fatal, y está terriblemente enajenado, el tipo se llega a planchar la cara y bueno es bastante desagradable, recuerdo que en ese momento le tomé del brazo y le susurré que la próxima película la iba a elegir yo, que odiaba la acción inserta en episodios de esa naturaleza, qué horror. Dejé las palomitas. Ah, vale, vale, o sea que fuiste con ese tipo (Expulsa humo 2) al cine, te llevó a ver la película y todo eso, ¿No? Sí, sí fue él. Él. Sí, él. Bien, pues el caso es que el triste trata de asesinar al gracioso y luego pasan burradas tremendas, malinterpretan episodios de esos años y poco más. Recuerdo a un tipo vestido de caballo, como con un cuerno en medio de la cabeza y luego a unos terroristas haciendo un socavón en el suelo y poniendo una bomba. Luego lo único que retuve fue… con las manos bien apretadas en la cara para no poder ver nada, es un coche volando por los aires y llegando a la azotea de un edificio.

¿Hablaban de Carrero Blanco? Sí, creo que el tipo triste algo tuvo que ver, pero es que ahora que lo dices… ¿Qué echaban ayer por la noche? Ah, no sé, estuve leyendo, no vi la televisión. Vaya, sí. Sí, vaya. Bueno, ¿Nos vamos? Sí, claro. Vámonos. ¿Sabes una cosa? Dime. Yo creo que a raíz de ver su fotografía el otro día entendí que quería a las personas con retraso. ¿A mí me tienes el cariño de Canarias? No, mujer, no. A ti no. Pero el suelo parece que tiembla.

Capítulo 6.
Capítulo 6.

Andrea Toribio Álvarez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s