Aquí cada loco, con su tema.

La pena, vehemente, de las redes sociales es que uno acaba leyendo lo que no quiere y, lo más probable, aquello que no le incumbe. Lo único que puedo decir ante toda este Everest actual de “llevo la razón y tú no”, respecto a los referéndum, las votaciones, las posiciones políticas y todo ese aquel que conforma nuestra identidad como ciudadanos, es que siento lástima. Tremendo y profundo pesar al pensar que existe fallo tan grande en cosa tan relevante: la Educación. Este pilar absoluto y social, que debiera ser la placa base de la cristalización de la masa, está medio moribundo por una asfixia incisiva por parte de jóvenes que se creen en posesión de la voz absoluta. El diálogo debería ser la única herramienta que acceda al poder, fruto del consenso, del haber aprendido de la Historia y de los fallos. Cerrar los ojos, taparnos la boca y sentarnos a no escuchar es algo que los españoles llevamos muy dentro, es de admitir, somos pasionales y de sangre dolorosa. Si existe un sentimiento universal es el siguiente: a nadie le gusta escuchar aquello que ha hecho mal. No se debe ser de izquierdas o de derechas por tradición familiar, bosquejo de lo que uno haya leído ( o más bien no), sucinta y banalmente o por unanimidad entre nuestras amistades, el quedar bien de toda la vida. El voto, como bien sabemos o deberíamos saber, es personal e individual. Votemos primero desde nosotros mismos, para como he escuchado, poder acceder al voto con seguridad y consecuencia. A mí ya poco me importa quién mande o no, ya no. Hemos resultado ser esa piedra del camino, ya ni siquiera ese pie que tropieza. Nos equivocamos una y otra vez, somos humanos, algunos peor formados eso sí, pero antropomórficos. Me desentiendo de su instinto y apariencia salvajemente animal. Erratas genéticas. Lo que realmente me preocupa es que este verano, muchos niños van a quedarse sin su plato de comida al día porque el cole se acaba, y vienen las vacaciones, algo que a muchos preocupa y que a tantos otros ofende. El síntoma por excelencia de que algo no funciona como debería en un país es esto de lo que os vengo hablando, la Educación. Ya lo he escrito en Facebook, y me auto-cito, muy chula yo: “En estos momentos, coherencia y conciencia histórica frente a tanto dieciochoañero recién sacado de la División Azul o de la Sección Femenina, y tanto ‘Yo soy republicano, underground’…”. Tan solo he querido decir que está bien comprarse una camiseta de la tricolor, pero objetivamente, ¿sabes lo que significa? y por otro lado, “¿Viva España?”, verás… Ensalzar una nación cuyos cimientos están rotos y los sus lazos recién cortados, oliendo a rocío de las rosas recién cortadas producen el llanto de ese crío que ni ayer, ni hoy ni mañana estará tranquilo.

No querría despedir esta entrada sin afirmar que sí, que estoy contenta y muy ufana de haber recibido una formación tan buena, tan libre y tan cierta en mi colegio, pese a disentir ideológicamente en muchos puntos y verdades bárbaras (en ocasiones). Por ello, gracias, si me estáis leyendo cualquiera de vosotros. Por haberme educado en valores, que es lo verdaderamente importante, y que sigo viendo en mi hermano, del que tan orgullosa me siento.

Pd. Lo de “los sus lazos”, es tan sólo un artefacto que me permite enfatizar, a pesar del desuso. Quiero que se note que en la carrera aprendo algo, y qué demonios, aprovechar para decir que la palabra, y como ya he dicho anteriormente, el diálogo es lo que debe primar en estos momentos.

a,

¿Qué hacéis que no abrís un libro de Quino al mes?
¿Qué hacéis que no abrís un libro de Quino al mes?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s