Trasposición.

Desde la desnudez
más profunda,
cae el cuerpo de mujer
sobre la sábana blanca
y el espejo,
en busca de la arista
vertical.

La curva incipiente,
la edad y el pecho
deslomado,
símbolos de cobre
y cuero a ambos
lados.

¿Cómo mirarse al
engaño constante del
“de niña a mujer”
desde la mirada
primitiva del origen
junto a otro ser?

La jeunese.
La jeunese.

a,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s