Intersección al alba.

A aquel a quien, aunque en sueños, como Hades raptó a Proserpina, ¿qué puede parecerle sino sueño el amor de cualquier mujer del mundo?- F. Pessoa.

Como astros mojados
por el horizonte
galopan
pieles salvajes
hasta el orgasmo lunar.
Llegan y derriban
olas y puentes
nubes y estragos
de besos
Muertas y a salvo,
como palabras
divinas.
Buscan
un cálido
aliento de arena
en el que poder
naufragar
y llorar
al amor,
más allá
de los límites.

Murmullaste
y me extinguí.
Seguiste
azuzando el fuego
y
de lejos
un bosque oscuro
guiaba el camino
de la montaña.
Lucero el ocaso,
un día más.

Despierto y no te encuentro,
soñaba.

DSC_0259

a,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s