Hoy, ha sido hoy.

El día se ha agitado y yo no he podido más. Se ha puesto a llover y he tenido que salir corriendo una vez he bajado del autobús con la bufanda en la cabeza y el paraguas en casa. el clima de Cantoblanco, señores, hablo de ese clima que nos impide alcanzar un verdadero clímax.

Estábamos como drogados y no entiendo bien por qué, a la pregunta de qué has hecho este fin de semana, le correspondían respuestas vagas y nada interesantes o tal vez sí, pero hemos arrastrado nuestra mierda por el pasillo hasta que lo hemos pulido.

Hemos dado unas clases muy raras, es decir, hemos analizado por un lado la oración [Juan quiere a Pedro y viceversa] durante una hora y hemos tenido que acoger la llorera de César Vallejo durante otra. Sigo sin saber qué ha pasado.

Lo bueno ha sido el haber ido a casa de mi abuelo y entrar en la habitación de mi tía. Había varios libros sobre las estanterías, algunos muy buenos, no entendía cómo no estaban en mi casa, no sé papá, qué poco enrollado eres, pero mi abuelo me ha dicho que eran de mi abuela, que le gustaba mucho leer. El libro sobre la reina de Plaza y Janés me ha jodido un poco pero bueno, un cómic sobre María de Jorge Isaacs me ha hecho desear revivir una conversación sobre libros, que nunca llegamos a tener, porque yo era muy niña, y ella se fue cuando yo aún no sabía quién era. Ni brevemente.

IMG_0460

a,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s