El tipo que escribió Pascual Duarte.

A mí me gusta Cela, ¿Y qué?. No por ello voy a ser menos objetiva. No creo que esté bien, no obstante, hablar mal de un autor, de cualquiera. Como iba diciendo, no es apropiado decir en un curso de literatura contemporánea peninsular: ”La guerra civil la ganó quien tuvo que ganarla”,es algo atroz, al igual que tampoco me parece correcto decir: ”El señor Cela era un tipo tremendamente irreverente” porque es el patrón mental del lector quien establece: este tipo es un cretino integral o no.

Formar una opinión en torno a un autor, desconociendo su obra, sin haber leído absolutamente nada, salvo su nombre en un titular de periódico, es sumamente inútil además de poco productivo. Constituye en definitiva un esfuerzo inválido que arrojas a la vía para que un caminante se choque y caiga al suelo. Para eso es mejor quedarse callado y recluirse en los autores fetiches que cada uno tenga, ahí no me meto, y amurallar. No podemos desvincular la biografía y el contexto histórico de un escritor del hecho real, somos hijos de nuestro tiempo y por tanto respiramos conforme a las condiciones que nos impusieron en nuestro primer grito. Además, la opinión por que sí, es muy peligrosa, hay que tener en cuenta el cómo y el cuándo si uno trata de hacerse el interesante. Sobre todo, si el campo al que diriges tus semillas es húmedo, precoz y fértil: los estudiantes.

La familia de Pascual Duarte, es un buen libro. Evidentemente, no es el mejor de la literatura española inmediatamente posterior a la guerra, ni tampoco el peor, de ahí lo de buen. Ya que usted no me permite expresar mi opinión, lo haré por aquí. Cela no le está engañando, señorita. Cela ha conseguido que usted crea una cosa apropiándose de su ingenuidad, a pesar de haber creído que esa inocencia inicial se había evaporado, para finalmente decir otra, y eso es un gran logro que como escritor hay que reconocerle. Por el contrario, no habría justicia literaria. En este momento, su capacidad para absorber litro y medio de agua tibia me es indiferente.

La presunción de ingenuidad política que no para de atribuirle al protagonista, es falsa. ¿Cree usted, sinceramente, que Cela no iba a hablar de la guerra civil? Usted, mismamente, esta mañana citó a Isaac Rosa: ¿Otra novela de la guerra civil? Pues sí. Pero con su diccionario de términos malsonantes, palabrotas joder, y sus polémicas entrevistas, llegó a distraernos. Resulta, bajo mi punto de vista, que La familia de Pascual Duarte, es otra novela de la guerra civil. Se publicó en 1942. Apelo de nuevo a su virginidad literaria. ¿Tres años transcurridos y no iba a añadir ni una sola referencia? A eso me refiero.

Cela escribe la historia de un tipo cuyo tino vital es pésimo. Nace encerrado en unas paredes que huelen a muerte, padres como animales, hermana que sin embargo mantiene el afecto humano candorosamente, peleas, hijos que no nacen o se los lleva un viento que entró por la ventana una noche… Pascual es un hombre cualquiera de un pueblo de España perdido, tal y como nos dice el autor, en Badajoz. Mi amiga Lola piensa que Extremadura es Alaska, prosigo. ¿Quién nos niega que no pueda estar hablando de la realidad de cualquier hombre de la España rural? Lorca, salvando las distancias, había escrito algunos dramas rurales donde la mujer era el vértice de la sangrante historia, ¿Por qué no un hombre que sea naturaleza, arrebato y derrota? ¿Por qué no reducir el hombre a un instinto propio de la raza? Desde aquí construyo una hipótesis. La literatura en España a partir de la guerra o bien marchó al extranjero, o era una bazofia floral encumbrando a la, para algunos, por fin instaurada dictadura, el renacer de una grande y libre diría el mismo autor de la atrocidad primera.

Iba a ser imposible publicar nada en referencia a la guerra. La inteligencia de Cela reside justamente en la estupidez de los censores. Voy a escribir una novela que hable de la voluntad del espíritu bipartido de la guerra civil. Se mataba sin ganas, con ellas, a todos y a nadie. Se acusó a hermanos, a primos, e incluso al vecino que una vez hizo chanza de alguno de los míos. Se vivió también ajeno al conflicto si uno tenía un caserón en alguna parte escondida de la tierra y era de buena familia. En la novela aparece un capellán llamado Santiago Lurueña. No es una coincidencia que la representación del poder eclesiástico la encarne un hombre que con nombre del patrón de España. Tampoco lo es que el alguacil de la prisión se llame Cesáreo, el César, la autoridad civil. Esos condicionantes que oprimen la España de los 40, Cela los dinamitaría con una puesta en escena indudable: El hombre es el único condicionante y límite de sí mismo. Es por ello que la guerra civil, el motivo, tal vez dicho escuetamente y de forma simplona, fue el propio hombre. Ni la Iglesia ni la lucha por el poder importaba. Dos mitades, dos Españas. El posicionamiento de poderes fue aleatorio, regido por pareceres y conveniencias. El individuo quiso realizarse pero otro de una realidad otra, también lo quiso.

¿Que La familia de Pascual Duarte es una novela apolítica? Claro que Aranguren hablando de ”la no ideología de Pascual es la verdadera ideología” lleva razón. Es por ello ejemplo de cómo no actuar. Es una doctrina, casi, moral. Es una solución, a destiempo, de cómo el hombre pudo evitar un conflicto que nos seguirá doliendo hasta el día de hoy. Etimológicamente, Pascual, como nombre, hace referencia a ‘hombre de paz’. Qué bello es sin embargo pensar, que es el hombre el único que podría imponer esa máxima sobre sí mismo y no se decide, ¿Eh? No se decidió quiero decir.

Creo que ya estoy cómoda, gracias.

Camilo José Cela.
Camilo José Cela.

Recomiendo leer este libro, junto a otros dos imprescindibles de este autor: Viaje a la Alcarria y La Colmena. El resto de sus libros, ni puedo y fundamentalmente por lo ya dicho, ni quiero comentar.

a,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s