El maestro.

Aquella emoción de ocupar un
Lugar, que no iba a volver a nuestros hogares.
Parece ser que el error, es nuestro. Siempre. No somos
Un público fácil, no tiene por qué hacernos reír, tratarnos
De usted. Debe
Estar atento a que nada se le escape, planchar las camisas los martes, pronunciaciones
estrambóticas de internacionales y subnormales. Procurar no subirse las gafas, contar
Los minutos del bostezo de aquel tipo de la
Cuarta fila, las piernas de aquella muchacha que aún no marchitan.
Lo cierto es que pronto deberán esconderse, parece
Decirse a sí mismo al mirar la ventana.Una hoja
Cae al suelo y según piensa, y pensamos, debemos irnos a tomar un café.
Sigue siendo demasiado pronto,
¿No creen?

IJ22

Buen fin de semana, dijo cortesmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s