La dama duende o El veneno del teatro.

No sé recordar, últimamente me pasa muchísimo. Necesitaré un café.

DD5

Bien, ahora que entramos en materia, digo, recuerdo- ahora sí- la dramatización por parte de un grupo de alumnos de Estudios hispánicos de la Autónoma de La dama duende, escrita por don Pedro Calderón de la Barca, Pedroca para los amigos y amigas, a las tres y catorce de la mañana en la Plaza del Teatro Español, pasada la de Lorca. Nos entendemos, ¿No?
Éstas pobres criaturas del Señor, distribuyeron las tareas ¿Administrativas? de la mejor forma, como pudieron que es lo mismo. Que si unos hacían decorado, otros interpretaban, algunos miraban y otros se dedicaban a trabajar. Personalmente, yo dirigía. Ése era mi alter ego. No se me ocurrió otra cosa que aparecer vestida de la farándula el día de la prueba, pantalones chinos negros, jersey negro de cuello de barco, zapatos camel y pañuelo, una auténtica diva. Después de todo, yo no era yo, sino otra, y total, directora de Teatro, es uno de los papeles en los que me ha gustado estar, ¿Para qué mentir? El caso es, que me desvío, que nos fue bien, pero mal. No sabíamos hacia dónde tirar, no teníamos ni idea de lo que debíamos hacer, es decir, sí sabíamos pero no entendíamos qué querían nuestros profesores realmente. Me explicaré. Teníamos que montar unas escenas de esta obra, no sabemos dónde, ¿Utopía? ¿Querían que nos disfrazásemos? ¿Había que aprenderse el papel? El pasillo de nuestro módulo se convirtió en un escenario improvisado, con utilería, personajes convenientemente disfrazados, dos directores, que mi ego no se sustenta solo y hasta un público. Como experiencia una maravilla, como desastre el provocado en nuestro cerebro. No sólo tuvimos que ensamblar todos los artículos, los detalles por escrito de todo lo realizado… había que numerar, ser idiotas, mandar correos a diestro y siniestro y morir, pero esto fuera de escena, que nos dijeron que no se podía. Hicimos mutis y pareció que aquello tnía vida propia, el artefacto se puso en marcha y bueno, parece ser que gustó.

DD1

De esto que estaba leyendo no se qué y vi que estrenaban La dama duende aquí, en Madrid, en el Español. Y dije, ¡Eh! Filólogos qué tal si… Anteayer nuestras expectativas estaban sentadas en unos mullidos asientos rojos de terciopelo, en la primera planta, lateral, y tan divinamente. Las comparaciones son odiosas, dijimos, vamos a ver qué tal. El asiento cada vez que nos movimos , se quejaba como fundiéndose en un eco… 21% de IVA, 21% de IVA… perdiéndose entre los susurros del público… Viva el teatroooo, teaaatro, teaaatro… contestaban los listones de madera del suelo… Abajo la tragediaque sea todo risa y llaaaaanto… en estéreo.

DD2

No sólo el teatro es teatro. Era también homenaje a Miguel Narros, quien dirigió esta obra hasta en dos ocasiones, siendo su último montaje teatral, estrenado en Alcalá días antes de acompañar a Valle y a Mihura. Es una adaptación de Pedro Villora, protagonizada por Diana Palazón, o Laura la de Hospital Central, Marcial Álvarez o subinspector Pope en el comisario, Iván Hermes que hace poco estaba colaborando en Yerma, Mona Mrtínez, Emilio Gómez, Eva Marciel, Paloma Montero y Antonio Escribano.

Se abre el telón y se ve a un caballero que viene a la Corte, a hospedarse en casa de un amigo suyo, antiguo compañero de batallitas. No de los de ”Me quedé a dormir a su casa después del quinto bar y aquella rubia que resultó ser rubio y no de fumar”, no. De espada y ¡Ay! que no me pille el del turbante. Todo esto en plena fiesta. Aparece en escena una mujer, huyendo de un hombre, con un antifaz negro. Se echa en los brazos de este buen caballero ante la sorpresa del criado de él. Ella acompañada de su criada, luego se ve que es Isabel. Le promete entregarle su honor si le salva de tal. Desaparece y entran Luis y su criado Rodrigo, digamos, el que persigue a la dama. El caballero, muy macho él por aquello de irse a la guerra como quien se va a comprar el pan, se interpone en la esquela que iba dejando la susodicha a medida que se escapaba y que no, que no que no, que por encima de su cadáver. Su criado, llegados a este punto, Cosme Catiboratos -para servirle borracho y humilde- le pide que le lea una carta. Ahora acosador inquieto, don Luis, se confunde y se ofende, ¿Leer una carta? ¿Para qué? ¿Vos no sabéis leer siendo criado? Empiezan a luchar todos, un malentendido de nada, y ya lo tenemos. El galán, que es así como se llama a los caballeros que hacen el papel de ”buenos” y que acaban con la dama entre sábanas, acaba con la mano, algo ensangrentada. Llega el amigo de la casa, y se encuentra con la siguiente escena. Su hermano Luis está con la espada haciendo el idiota contra su amigo don Manuel. Primer enredo de la noche.
Se trasladan a casa de los hermanos, Luis le regala la espada a Manuel y se pone a hablar Cosme. En la siguiente escena aparece la dama, doña Ángela, con Isabel riéndose de lo ocurrido. Viene su hermano Luis y le pone en antecedentes. Se dan cuenta de todo, ellas, él no, el personaje de Luis es en finm debéis si no verlo, leerlo. Isabel le cuenta entonces a su señora que uno de sus hermanos mandó construir una alacena, una especie de armario que gira o algo así, en vidrio que da a la habitación de su huésped y hasta aquí puedo leer.

¿Quién dijo que el teatro universitario había muerto? Al parecer si que llegamos a aprender muchas cosas sobre el tema este curso, más o menos, para estar hablando con cerveza un par de horitas o tres.

De todas formas.. ahora que lo pienso… creo que hablé algo de esto… pero creo que era sobre Peribáñez y el Comendador… de Lope en las escaleras de la Nacional. Me falta un verano.

Si alguien estuviese interesado/a en cualquier aspecto, estaría encantada de remitirle el trabajo de estos muchachos, o sea, nosotros.

Andrea.

Que digo yo… ¿Qué tal van esos Detectives salvajes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s