Día 10. Me da igual, me encanta.

A la comunidad leísta de Madrid, de España.
A los queridos leístas del mundo, a todos.
Hemos ganado, pero no han ganado los malos. Hemos ganado nosotros, los leístas. Mi siete en oración simple lo demuestra. He aprobado, nosotros somos nosotros nunca ha sido menos agramatical. Ay, ahora quiero a todo el mundo. Me he vuelto una hippie de mierda, y ¿Sabéis qué? No me importa. Me da igual, me encanta. Pongo el vídeo de las Nancys, que la ocasión lo merece, ¿O no?

Ésta mañana me he levantado con mucha energía. Ayer estuvimos dos amigas y yo cotilleando en la terraza de un bar de por aquí que está fenomenal. Está bien para gente como nosotros, personas con paga y trabajos de uvas a peras y alegrías esporádicas. Bueno, bonito y barato. Estupendo.
Era ya tarde y tuvimos que volver a pata porque no pasan autobuses, no os riáis, que he dicho que está cerca de casa a modo de eufemismo. Me estoy reformando, soy una princesa. No iba a decir que está a tomar por culo, encima la vuelta es una cuesta jodida. Pero qué basta soy. Cogí el coche y acerqué a una de ellas a casa, al fin y al cabo soy buena persona. Volvimos y nos echamos un cigarro en el portal. Si no la más, es una de las poquitas cosas que se disfrutan.
Como he dicho, y como dijeron Hombres G, Hoy me he levantado dando un salto mortal. Raro en mí. Porque me suelo quedar haciéndome la dormida. Mimos. Ha sonado la alarma de mi teléfono y como ayer no lo apagué al irme a dormir, he visto un correo electrónico que me mandaba la Doloritas. Me ha alegrado mucho. Me he duchado corriendo, incluso me he lavado el pelo, y no he tardado medio año en arreglarme. Soy la fucking master of the universe. He llevado a mi hermano al metro de Mirasierra porque iba al parque de atracciones. Últimamente estoy muy altruista, trabajo de taxista gratis llevando a la prole de mi niño bonito. Olé.
Esta mañana escogí la camiseta de los Guns and Roses, me da mucha suerte. Que yo recuerde nunca me ha pasado nada malo con ella. Tenía la revisión y estaba cagada, literalmente. He ido conduciendo a la universidad por el camino más largo, retrasando el momento .He llegado y he dedicado a aparcar diez minutazos de mi vida. Me he dirigido de forma resignada a la cafetería, donde había quedado previamente. Seguía siendo pronto. Me interné por los pasillos donde un montón de personas fabulosas, lo más probable, estaban preparando unas jornadas pequeñas de cuenta cuentos y mini-teatros. Había dragones, mazmorras, castillos de cartón y un montón de libros que hace unos meses eran para mí pesadillas teribles que se repetían de forma constante con una voz con tics, algo carrasposa. El libro del Buen Amor del perverso de Hita, El Conde Lucanor o como morir lentamente, las Trescientas, o mejor alguien debería llamarlo las Casi trescientas, porque son 298 estrofas. Me lo ha asegurado mi amigo el guiri, así que, palabrita del niño Jesú. Princesas no había porque estaba yo y con eso sirve. Ahora mismo me estoy riendo de la tontería que acabo de decir, pero que sepáis que como tuvieron que usar agujas finitas mi amiga la futura doctora Flores Navarro me ha asegurado que es de princesas. Y como estoy intentando ser una señorita… pues… JAJAJAJA VALE NO LO VOY A CONSEGUIR. ¿CAMISETA DE GUNS AND ROSES Y BETTER A TODO GAS POR LA CARRETERA DE COLMENAR? ¿PERO A QUIÉN ENGAÑAS ALMA CÁNDIDA? ¿A QUIÉN?

Me he sentado en el módulo VI, que parecía el único lugar en el que podía estar sin que oliera demasiado a temperas y a pintura de dedos. He sacado el libro electrónico para terminar 2666. Parecía la subnormal de Filosofía y Letras. Temblandome las manos… cuando se me ha acabado he decidido coger el teléfono y mirar si me había hablado el compi. Casi corriendo he llegado a la cafetería y apenas me he sentado. He salido corriendo a ver mi nota. Dios, dios bendito, Señor, MIL GRACIAS. Un seis setenta y cinco. Gracias. Ha llegado y le he abrazado mil veces. Ha pasado la profesora y ha puesto cara de acelga. Lo dije y lo he cumplido. Si suspendía iba a pedirle una trenza de chocolate a Luis, y si aprobaba me la iba a tomar igual. Ya he dicho que soy una princesa, así que también me han invitado a un zumito. Deberíais verme. Tengo una cara ahora mismo…
He informado convenientemente a mis amigos. Ahora soy más libre que nunca y sé que es una estupidez, pero era importante para mí. Ahora estoy incluso mirando los libros que leeré el año que viene y los estoy apuntando muy emocionada, a lo mejor incluso lloro. POR FIN, DESPUÉS DE DOS AÑOS Y TODA MI VIDA, EL AÑO QUE VIENE ESTUDIARÉ MI PERIODO LITERARIO FAVORITO: PRE-IN MEDIA RES- POS GUERRA. Soy tan feliz… Y ahí estará Luis… esperando…

1307751144_740215_0000000000_noticia_normal

Ayer envié dos manuscritos a dos editoriales de mi libro. Golpearé las puertas que haya, lucharé y seguiré en ello. Me hace muy feliz, la verdad.

Bajé a la piscina con mi querida vecina y allí también estaba ”my princesa” la de verdad, otra buena amiga cuidando de una pequeñita. Una cotilla con la parabólica estuvo muy atenta de todas las tonterías de las que hablamos. Espero que fuera entretenido.
Ya esta tarde voy a verme con unos amigos para coger todo lo del Camino. Es un buen proyecto, sobre todo inminente. Nos vamos el martes y ya está todo, sólo falta poner la jita.

Tirada en la camilla negra de cuero del hospital, con un papel continuo debajo, arrugado, y rompiéndose por momento, mirando a la luz cegadora de los fluorescentes, pensé en la soledad. Si a mí me hubiera pasado algo más serio, ¿Hubiera alguien pensando en mí? ¿Hubiera alguien pensado en mí de forma diferente? ¿Esa persona? Decididamente no. Pero ya llegará, y espero saber apreciar todo lo bueno que tenga que venir. Ahora mismo no me importa. Estar sólo, sentirse así, sólo implica no valorar el alrededor, no sentir el ambiente. Yo no estoy sola. Tengo y estoy construyendo poco a poco, muchas cosas buenas en mi vida. Y me gusta. Y me hace sentirme bien. Tengo a un grupo de personas a las que quiero con locura, y eso para mí es lo más bonito. Mientras tanto aquí seguiré escribiendo… jugando…como dice Bolaño… a creerme inmortal… a tratar de serlo de alguna manera… seguiré emocionándome igual. Seré una princesa macarrónica y manifiestamente perroflauta indignada. No me importa. Es lo que quiero.

Que vivan… que vivan… que vivan eternamente los buenos abrazos de buenos brazos. Aliteración y chimpún.

DSC_0064

De de donde soy, foto desde el CBA, con la Loli, anteayer, julio 2013.

Tenéis que ver esto. Me he hecho pis.

Qué malito está el mundo…

Andrea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s