Gigante

Gigante

Imagino la ausencia de las montañas. El olor natural
del hogar perdido. Hedor
de la muerte.
Naturaleza muerta y un
vacío y una voz, el eco.

Observo tu retiro, cerca,
y tú estás tan lejos…olvidado tu nombre, se acaba la rabia.
Llegué a pensar que tu cuerpo era mi lugar, pues a dónde iba el mío
si no era al tuyo. Por aquello de llenar cosas que no existen.

Luego pensé que ni yo misma existía. Que no importaba,
que me había evaporado y que era una nube horrible. Luego me dije
Cogito ergo sum, y me di una vuelta.

Qué solos estamos cuando nos abandonamos.

Andrea Toribio.

tumblr_mdcg3uODo21qjbyjyo1_1280

Pero qué mal está todo últimamente, ¿No?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s