Silba en silencio.

Qué va a pasar, silencios a martillazos.

Ni el ni tu, Ancia, Blas de Otero.

El aire cálido rozando pasa,
Moldeando un cuerpo de barro en llamas.
Perfila el viento los dientes, debajo
De un suspiro que ha cometido un error.

Viene la sombra y naufraga al compás
Del miedo que nos produce estar solos.
Ya un temblor acuático bajo el párpado,
Sale a la luz tras la muerte de un pesar.

Tu silencio me suena a unas palabras
Manidas por otras voces ingrávidas,
Invisibles e inestables, que perturban.

El pasado vence al ahora, crece
Avivando la miseria de un amor
Cuyos vacíos constantes corrompen.

AToribio.

1360922551_623432_1360924174_album_normal