Y el domingo descansó.

Lunes, Monday, Lundi, Montag.

Se enamoró de sus múltiples
mundos posibles, quería
pisar el asfalto amado y
el pomo de la puerta que
le decía adiós girando.

Martes, Tuesday, Mardi, Dienstag.

Se enamoró de la torpe
visión de espacios humanos,
del cerrar de ojos para abrir
las manos. Le conquistó el haz
de su corazón sangrando.

Miércoles, Wednesday, Mercredi, Mittwoch.

Se enamoró de la vida
que transmitía su llanto,
del caminar de sus ojos,
de cosas que imaginaba y
cobraban vida de pronto.

Jueves, Thursday, Jeudi, Donnerstag.

Se enamoró del contacto,
de la piel erizada, de
una caricia mal dada,
por ser de noche y a oscuras.
Se perdió en la noche esdrújula.

Viernes, Friday, Vendredi, Freitag.

Se enamoró de un lunar en
el cuello, colgada de la
ceja que ensombrecía el mal,
de lo bien que late el pecho
cuando suena una orquesta pop.

Sábado, Saturday, Samedi, Sonnabend.

Se hace de noche muy rápido, rápido.
Varias lágrimas recorren dos vasos
el ambiente mejor, un par de muchos
Paseando, el sol mudando y
los besos que marcan el infinito
muriendo al otro lado de la calle.

Y el domingo descansó.

1367702583_244079_1367702702_noticia_normal

Foto de Man Ray, ¡DADÁ!

AToribio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s