La recomiendo: God on trial

El otro día comentaba con mis amigos la película que da título a esta entrada. Me voy a limitar a realizar una serie de comentarios previos sobre lo que se discutió- el tema no era muy agradable: el sufrimiento- y a ser algo horrible, planteando algunas preguntas que me temo que poca respuesta tienen.
Escribo las notas que tomé…

La película se titula, como ya he dicho, God on trial. De forma resumida e ísima diré que unos judíos en un barracón del campo de concentración de Auswitch analizan su situación y deciden juzgar a Dios y el pacto que con ellos mantenía. Entre los hombres que lo organizan encontramos jueces, abogados, profesores y eruditos. Previamente han sido seleccionados, en un control rutinario. Los de la derecha vivirán mientras que los que apartan al lado izquierdo tienen el fatal destino de la cámara de gas como última imagen en la retina. Juzgan a Dios mientras esperan el grito alemán. El resto debéis verlo.
Tengo malas noticias para algunos. Está disponible en Youtube en inglés con o sin subtítulos.
Es muy fácil a pesar de todo. Aparece por primera vez el 3 de septiembre de 2008.
Caras conocidas en el reparto: Stephen Dillane, Stellan Skarsgard (Sabéis de sobra quién es) , Antony Sher, Jack Shepherd, Dominic Cooper, Eddie Marsan, Francois Guetary, Blake Ritson.

GOT

El sufrimiento está al día en todas las reflexiones teológicas, y probablemente sea una de las causas del ateísmo del siglo XXI. ¿Existen recetas para no sufrir? Es evidente que la falta de libertad provoca sufrimiento en el hombre. El castigo es la cárcel donde el ser humano no puede vivir libre, y se ve solo, y asusta.

¿Por qué querría el hombre un Dios que sufre?

GOT2

¿Debe existir el sufrimiento? Por un lado el individuo es amor a todos los niveles, es expresión del mismo. Amar supone dolor a pensar de darse en situaciones buenas o menos malas, estables. Todos sufrimos un poquito cada día, no tiene porqué llevar implícito una carga emocional negativa. Debemos tener en cuenta que si el hombre ignora el sufrimiento u otro (pongamos Dios) lo hace por él, corrompemos la esencia misma. Éste nacería feliz y lo sería durante toda su vida, y cuando llegase la muerte, ¿qué haría? ¡No estaría preparado! Naceríamos para morir, como ahora, pero sin saberlo. En realidad creo que esto es algo extraño… quizá un poco Mundo feliz de Aldous Huxley… quién sabe. Un mundo donde todos seamos buenos, y ¡felices! y la resistencia serán aquellos que piensen que no podemos conservar el mismo estado siempre, que vivan en el guetto hablando de Nietzsche. Que se calienten las manos con escombros de los felices ignorantes…

GOT3

No hablamos de cosas malas sino de asuntos poco favorables.
¿Qué entendemos por un dios omnipotente? Antes he dicho algo sobre el querer o no un Dios que sufra.
Sinceramente creo que las peticiones hacia Dios deben ser horizontales, no verticales, debe acompañar no dirigir.
También sufre el que vive en silencio. Por eso debemos valorar el sufrimiento espiritual, no sólo el físico.

El mal no debe tener la última palabra, no debe vencer porque el sufrimiento no es el último estado, ni tampoco la última palabra.

No es una película más del Holocausto.

Andrea.

Yo soy yo porque tú eres tú.

No es lo que está roto, no
la sangre que te levanta:
lo que está roto es tu cuerpo
y en el sueño te derramas.

Canción, de Llanto en la sangre. Luis Cernuda.

Yo soy yo porque tú eres tú.

Creyendo hablar contigo entendí que no eras tú,
Sino otro. Y no comprendí que tus palabras no
Eran tuyas, alguien abre tu boca y me ablanda.

Un tú aleatorio vive dentro de ti y es
El que me dice: Las cosas son de una manera
Y así nos vamos a dormir. Y amanece un
Tipo en mi mente que no eres tú sino otro porque
Nos besamos aun sin habernos mirado. Y me
Asusto, claro, porque no eres tú sino otro. No
Eres tú. O no pareces serlo. Me cuentas que
Todos vivimos del engaño, del recuerdo, el
Primer amor es vasto y algo amargo. Dices que
Juntando sombra, aparecemos en vera, pero
Hasta el cuarenta de mayo… que ya sabes lo que
Pasa con el abrigo. Luego anda otro vestido
De ti, con algo que no es tuyo sino suyo y
Que encima, al quitársela apareces tú, y me
Hablas, y me dices que eres yo. Es mi culpa, son
Mis gafas, también mi problema. Pero que de igual
Forma mi sonrisa me viste, y el otro dice
Que soy el vestido. Me alarma y te interrogo, hablas
De poesía y me cuentas un cuento, Ayer te
vieron caminar solo por el centro
. Y sólo
Sabes decirme que tú y tú eres tú porque yo y yo
Soy yo. He contado, este momento, dos tú
Y dos yo. Ya entiendo. Tú eres tú, tú, y yo… soy mi
Yo. Dos a dos. Que a veces se mezclan y confunden.

Yo soy yo porque tú eres tú. Entonces piensas
Que mientras yo fuera yo y tu sólo tú lo otro, o el
Otro sería un recuerdo inútil. El otro, el roto.

Tus pensamientos nadaban con otros intrusos.

AT.

DSC_0443