Con nocturnidad y alevosía.

Sintió que era una mentira enclaustrada
en la verdadera voz de la sombra.

Allí sola, mientras observaba la infinitud del universo, sintió que la vida debía ser algo más.
Pero el qué, el qué, el qué…El verdadero sentido era observar y la verdadera incertidumbre era la tristeza.
Se dio cuenta…que…Si no respiraba, moriría llorando y que su alrededor no se explicaría por sí mismo.
Se sumió en una lejanía con capital nostalgia.

– De verdad crees que somos gente atormentada?
– Sí.
– ¿Así lo crees?
– Así pienso.

AT.

Cighandnude

Imagínate que siempre pasé por donde miraste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s