Garcilaso o sexo.

Esta semana he llegado a una conclusión que –sé que no es muy secundada– se me ha revelado como una gran verdad, si bien pudiera no ser del todo cierta, pero para mí tiene sentido.
Es sencillo: Garcilaso o sexo. Un Yo no nací sino para quereros; mi alma os ha cortado a su medida; por hábito del alma misma os quiero o mejor un Contra la pared rapidito. Qué bruta, qué bestia.

Bien, voy a tratar de explicarme.

No creo que las relaciones puedan sustentarse en un platonismo físicamente utópico. No. Porque no. Porque la belleza no dura, porque alguien puede ser tremendamente atractivo, y un par de años en el tiempo puede convertirse en un despojito, la mona o el gorila vestidos de seda, primates se quedan. Puedes ir caminando por la calle y ver a una persona que te atraiga, vale todo muy ok, pero es abrir la boca, y ¡Vaya! encantado/a de conocerte, te llamaré…algún día de éstos…sí, podríamos quedar, bueno a mí esta semana me viene mal, ¿qué tal el mes siguiente?…te apunto en mi calendario, ahá, ahá… uf uf, después de exámenes que tengo que concentrarme…para terminar en un Ciao pescao. O algo peor: Eres muy inteligente y guapo/a, pero no siento nada por ti. ¡Ay, ay, ay! Still hurting.

Montaje G-S

En el caso de que se convierta en un punto icónico de referencia por la buena dotación genética heredada no será más que eso. Una cara bonita, unas manos bellas, un pelo que necesita de una caricia, unos ojos que hablen en silencio…¿Algo así?¡Sí! Algo así. Pero no ir más allá… un par de conversaciones tan típicas que se convierten en rutina. Por eso ese tipo de amor no vale. Puede que exista una gran fuerza, un gran cariño pero el yo esque no puedo vivir, si no me pincha o si no nos enfadamos de cuando en cuando y lo solucionamos…guiño, guiño, ¡Nanay! ¡Que le corten la cabeza! Todos necesitamos de ese echao’ palante, ese algo que nos diga esta es mi persona y punto.
Sin embargo el ser humano se expone a toda clase de incertidumbres vitales…y virales. El amor es una enfermedad, un virus un Je ne sais que, te conviertes en un equipo de dos, tan deliciosa…
Pero el sexo, ah, sí, ah. Que somos humanos y tenemos necesidades, ¿tú no? Claro, hombre claro. El síndrome de Elisa, que así llamaremos a lo de Garcilaso puede llegar a un punto…extraño, se rompe, ¡Caput! K.O. Cuando pasas tiempo íntimo (parezco retrasada no llamando a las cosas por su nombre), con la utopía. ”Atlético, morenazo, ojos penetrantes…” bla bla blay es más corto que el mango de un paraguas. Nosotras tampoco nos quedamos a la chita…”Rubia, ojazos, buen tipo y…”Toc, toc, toc ¿quién vive ahí? Acabas satisfaciendo al humano que llevas dentro vendiendo tu alma al diablo. Y es divertido… ¡Basta!
Ahora, en este mismo instante, hemos vendido al pobre Garcilaso por simple y llano sexo. Besos, almohadas, parques, museos,librerías… un momento. ¿Librerías? ¡Yes! en fin cualquier sitio vale. Yo creo que…es lo más completo. Si hay Jamón-jamón, (Bigas Luna se nos fue), es porque hay receptividad, atracción pero puede que sea algo incompleto.
Necesitamos de esa persona que discuta con nosotros por la salida de un disco de Nirvana, ese que nos lleve a un sitio que nos sorprenda, alguien que se meta con nosotros, ese mordisco en el cuello, ese…¿Qué estará haciendo? ¿estará pensando en mí? Esa mirada cómplice que todo lo cura.

En realidad escribo esto porque me apetece y porque soy una macarra. Es una simple opinión. Si a alguien se le ocure un nombre a lo referido anteriormente que se manifieste. Yo escucho atentamente, a pesar de parecer algo bruta a veces. Si no dijera lo que pienso, dejaría de ser yo misma. Y creo que es una de las conclusiones importantes. Si uno no es yo mismo con mi mecanismo puede que el término- el concepto está claro- que buscamos no aparezca. Tiene que existir un estoy contigo porque me aportas, me haces, me siento tal. Quizá sea eso. La teoría del feedback, ¿os parece? Mejor algo más español… la teoría del… Tú pa’mí.

Buen fin de semana,

AT.

En fin, voy a nombrar a Neruda, que han publicado un artículo en el País. El titular reza algo así como Pablo Neruda tendrá su verdad, El lunes comienza la exhumación de los restos del poeta chileno, fallecido en 1973. Un equipo de forenses investigará si fue asesinado por los afines a Pinochet.

No me temas, no caigas
En tu rencor de nuevo.
Sacude la palabra mía que vino a herirte
Y déjala que vuele por la ventana abierta.
Ella volverá a herirme
Sin que tú la dirijas
Puesto que fue cargada con un instante duro
Y ese instante será desarmado en mi pecho.

A veces te hundes, El pozo, Pablo Neruda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s