Entrevista a mujeres decentes (3)

tumblr_mki22dYBqM1s8h21wo1_500

Hoy me he levantado sin muchas ganas de vivir. No por nada, si no porque he soñado que aún vivía en casa de mis padres y que en la cocina me esperaba la taza de leche y el telediario. Ahora no es que no tenga este tipo de cosas si no que… bueno, digamos que tengo que desperezarme, levantarme, ir a la cocina, abrir el armario estirándome un poco para llegar a las tazas del final, ir a la nevera, entrar en el círculo polar ártico, ver la película de los amantes del círculo polar ártico y coger el cartón de leche barata de mi nevera. La tele no se enciende. Mi jefa no me aumenta el sueldo. Tengo que llamar a Carmen Clavijero. ¿Qué será de mí? Odio darme con la pata metálica de la mesa en el dedo meñique del pie. Pobrecito. ¿Qué va a ser de nosotros? Creo que a veces le retiro la mirada, sólo por si acaso. Sospecho que sigue pintado de rojo, de cuando vino Carlos pero…no sé. Debe estar sufriendo mucho. A veces ni lo siento, es como una parte ajena de mi cuerpo. No lo noto cuando llevo botas, pero cuando llevo sandalias decido ponerme una tirita. Más vale curar-en este caso- que prevenir- que luego ya sabemos cómo acaban los líos de una noche. Pero yo estaba hablando de dedos pequeños y no de hombres. Hombres, dedos, qué más da. Todo en una misma frase no suena muy bien…
Carmen Clavijero es una mujer cuanto menos… cuanto más. Es una gran mujer. Llegó recién sacada del horno de las Ramblas de Barcelona. Su abuela le había obligado a prostituirse desde bien joven. Unos catorce años según me contó su hija Almudena. Los hombres que tenían más de cuarenta y un gran poder adquisitivo la llamaban Perita.Tuvo la suerte de ir sisando algo de dinero que su abuela guardaba con celo bajo el colchón del Hostal Ortigosa en una calle de la que no quiere acordarse. Se quedó frita en la cama que ambas compartían, es decir, Carmen dormía en el suelo frío de mármol. Ganó mucho dinero exprimiendo a su nieta sí, pero invertir en el juego nunca será limpio si sale de manos inocentes, ¿no?. No sé qué sentir cuando conozco esto… Según dice siempre tuvo mucha clientela, un parque muy bonito, y se podía ver la zona industrial de Barcelona. Puede que hable del Parque Wells. Pero sería muy previsible y pudiera ponerme algo triste. Las cosas hechas no están bien. Debo dejar de hablar de mí misma.
Se escapó en un tren de noche a Madrid. Entró a trabajar en una mercería, una tal señora T( no me ha querido revelar su apellido completo), se apiadó de ella cuando la vio medio muerta en la estación del Mediodía. Cuando murió le dejó el negocio al no tener familia. Supongo que todo es suerte… Me dirijo a su negocio. Pero creo que me tocará esperar. Todas las mañanas lleva una flor a la esquina de la estación donde comenzó a sentirse una persona. ¿Qué duro no? Yo creí que todos nacíamos con dicha condición… no sé qué decir. Su hija lleva ahora la página web. Vengo a hablar con doña Carmen porque ha patentado una toalla con un botón para que las mujeres, al lavarse el pelo, se enrollen unos tejidos muy originales en la cabeza, y se pongan el mundo por Montera. Bueno, Montera no, en este momento actual hablemos de una calle más tranquila de este lado de la ciudad…

Encantada de conocerla.
Igualmente joven. No se gire usted pero el hombre de la camisa azul marino de la esquina no ha dejado de echarle el ojo mientras yo me acercaba. Hágame usted caso.

AT.

Anuncios

Un comentario en “Entrevista a mujeres decentes (3)

  1. Una historia creíble, no importando sí es verídica o no, porque encaja en la Barcelona más oscura del siglo XX. El personaje de Carmen Clavijero parece sacado de una novela de Vázquez Montalbán, aunque con un poco más de caché. La conclusión de todo , al menos para mí, es que nuestros abuelos-padres consiguieron ser felices con mucho menos y luchando mucho más que nosotros…
    Buen post, te felicito por el blog , pero sobretodo por tener inquietudes.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s