¡No me nombres!

tumblr_m7n21eS8nU1rn1be4o1_500

Entonces me pregunté, como tú me habías dicho que no habías sido tú mientras lo que tuvimos fue, que quién habías sido en realidad. Y sobre todo si yo era yo o quién. ¿No?”.

Todos nacemos, crecemos, nos reproducimos con más o menos acierto y con precaución para tener hijos o no y morimos. Esto es una verdad como un templo de grande, y no entiendo cómo nadie no la ha transcrito al latín y la ha esculpido en una piedra, para después dejarla a su suerte en algún campo de Castilla enterrada unos meses hasta que cogiera consistencia, para ser encontrada (al mes siguiente), por un investigador del CSIC.

Pues bien, en este proceso vital tan apasionante, me sorprende que no le demos un valor esencial a los nombres de las personas. A la nómina, a la noción que tenemos de algo. A cómo nosotros pensamos en algo y le ponemos nombre. Hace relativamente poco mi profesora de Hispanoamericana, que es estupenda (no es peloteo, es promoción), nos dijo que los mayas a la llegada de los hombres se zafaron de los españoles, negándose a nombrarse así mismos, ante el acto de entrega que eso supone. Es decir, esos hombres (y mujeres), no querían decir cómo se llamaban ante el hecho real de que dejasen de pertenecerse a unos mismos y comenzasen a ser posesión de dos iluminados (”un tal Cortés y Pizarro no sé si les conocéis…” como diría un profe de la uni) que habían llegado a América vestidos como dioses exclamando un españolismo de la talla: Pueh ya hemoh llegao‘. De ahí pasaron a renombrar la realidad en la que vivían esos buenos salvajes. Me pregunto por qué cambiar, cuando existe una palabra tan bonita como ‘wuj’, para hablar de ‘libro’…

Creo que en realidad es un gran problema esto de los nombres, de forma sincera. En el recurrente tema del amor, la sociedad nos obliga a ‘definir’ de cualquier manera nuestra relación con las personas. Que si fulanito es el novio de menganita, que si es su rollo, su follamigo, su querido, la querida, el amante, la churri, el pichón, la piva, la zorra que está con el hombre de mis sueños… vaya lata, ¿no? Yo creo que con decir es mi persona es suficiente.

Cuando nacemos pasa algo parecido. Tu madre y tu padre te ponen nombre para distinguirte como su propiedad, y que no acabes mezclándote con toda esa masa de carne monísima con gorritos azules o rosas y pulseras con datos en la sala de los bebés. Deduzco que tiene un nombre algo más científico pero no lo sé. Soy así de macarra. Por eso quizá les duela que nos hagamos piercings tatuajes o nos ennoviemos con el mismisimo diablo. Por otro lado cuando hacemos algo de lo que no se sienten muy orgullosos, cuando el profesor de turno o el vecino pregunta: ”¿De quién es esto?”, nuestros padres dicen: ”Es mi hijo/a”. Hemos perdido la dimensión.

Suele pasar también con los nombres de cosas que creamos. Desde canciones, novelas y nívolas, poemas, cuadros… le ponemos nombre para que la gente sepa que han salido de nuestro mundo interior para ser compartidos con el resto de mortales, pero ojo, sí, sí. Disfruta de ello pero es mío.

Este panorama a mí me produce cierto temor. Cuando yo quiera a alguien, realmente no sé si mi nombre en sus labios sonará bien. No sé cómo lo hará, pero cuando lo pronuncie, querrá decir que le pertenezco. Que dejaré de ser yo para aceptar otra realidad bien distinta, que es entrar dentro de un inventario vital intangible pero tan bonito… Y es un fastidio porque yo quiero ser yo. En fin, habrá que transigir.

Pd. A todo esto… respecto a los personajes de todo en general… Don Quijote de la Mancha, es para nosotros un héroe. Si en lugar de ser don Alonso Quijano hubiera sido don Felipote de la Mancha, probablemente un tal Miguel de Cervantes hubiera dado pie a un señor que se llama Ibáñez a pintar océanos de tiempo después un cómic. A lo mejor hubiera estado bien y todo, quién sabe.

Buen domingo.

AT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s