No es lo mismo.

DSC_2485

Ventana a través.

Niebla que tras sus ojos se levanta,
abre su sonrisa en la tarde clara.

Para ver los edificios, no rascacielos, demasiado
americano, por encima de sus manos.

Ver su rostro… tocando la calle de lado a lado.
Ver el viento… que corre tras el deseo. Su pelo.

Ring,ring…

El teléfono suena, mientras pienso en ti.

La calle produce una extraña música,
un neumático salta el agua del asfalto,
unas zapatillas corre, que te corre.
El olor a pan recién hecho que
desierta al monstruo. De mi tripa.
Clin, clin, un par de monedas a la mujer del
pañuelo.

El motor de una moto, espera, no. Lo que hace
es pitar. Atasco desde aquí, al final de tu calle.

El teléfono suena, porque me llamas, te esperaba, para qué
mentir.
– No te escucho, tanto ruido…

El teléfono sonó, y hablo contigo.

Experiencia

Mano presiente madera porque fue árbol.
Alguien que decidió escribir, no sé cuando.
¿Porqué?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s