Así es la vida.

Dedicado a Tom, a Thomas Curry o Sheasby o ‘Montodo’ o a un ‘hispter’. El cual responde con un: ‘Andea Todibio’. Inspirado hoy mismo, escrito durante el taller de cine,películas, en las que tú nos ganas a todos. El poema se basa en el mito de Medea, de Arturo Ripstein: ”Así es la vida…”. Te nombro por aquello de que no sales en mis escritos, y no es bien. Y cocinas salmón. Y a mi no me gusta la tortilla de patata. Y ahora todos me preguntan, si soy española. Eso creo.

Mirábanse tan apasionadamente
que el tango tuvo que cambiar de nombre,
para llamarse: ”Tiempo de ellos”.
El bolero que suena: ”Amapola, clavel,
una flor ha caído entre las mías, son tus caderas al rítmo,
melodía que bailan nuestras voces descubiertas, querámonos de día…”,
le hace pensar a ella, que es la otra, que la escena bien pudiera ser
muy distinta a la que ve
los dos amantes, envueltos en papel de amor, pintados de azul,
ella quisiera contemplarlos en verde.
El uno frente a la mujer, amapola y clavel,
él le mira fijamente y tiene las manos dispuestas,
sus ojos se clavan en su tripa, y cree verse así mismo abrazando sus caderas,
su nariz encaja perfectamente en el ombligo de ella.
Mira hacia ariba y ella es nube en un cielo
iluminado por una lámpara de cristal y cobre.
Manos que se deslizan hacia arriba desplazando el ramo, desplazando el paisaje
un vestido estampado, amapola, clavel.
Ajena,perdida,
anda en paralelo y se choca con el árbol que los esconde,
abrazando fuertemente, no cómo él.
Lleva las manos limpias, el corazón sincero, pero el alma negra,
como las intenciones de su pecho.
-Que vuelen, que ardan bien lejos.
Algo que se escribió antes, se rompió después,
cuatro trozos verticales, dos horizontales, amapola, clavel.
Algo que se escribió antes, ahora en llamas, se pega a la pared.
Y se deshace, para confundirse con el polvo del suelo y algunos recuerdos.
Ellos dos pisos más abajo, también.
Era de noche, alba y lucero, ya solo son nombres de lo que fue un improvisado poemario.
Dicen que son trampas, que son trampas del amor, es la lírica, lo son.
Aquella noche cayó, mientras los amantes pensaron que se trató de un pájaro.
Rozó la ventana y ellos fueron lo último que vio.
– Noto frío desde que el pájaro una pluma dejó.
– No te preocupes, sigue la noche como el árbol del patio.
Fundiéndose en un beso siguieron, y no era justo.
No era justo, y algo cruel, que un suelo frío de mármol custodiase de en adelante su piel.
Mientras ellos, vorazmente
se amaban. Amapola, clavel.

Os dejo una secuencia ALUCINANTE de la película, canción y algo habrá por ahí.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s