¿Qué es polémico en realidad?

En la realidad todos queremos que las cosas sean mejores”, y esto no lo digo yo, lo dice Javier Marías

Ayer me levanté y lo primero que me dijo mi madre fue algo así como:- Marías ha rechazado el premio de Narrativa Nacional Andre… Yo pensé, qué raro, ¿porqué habrá hecho eso…? Le puse una cara de contradicción absolutamente maravillosa. Yo creo que era por el resol que entraba por la ventana, me estaba incomodando,pies fríos y Medieval a segunda hora, no por otra cosa. Mientras desayunaba, le daba vueltas a la magdalena que estaba asesinando en leche con Nesquik, cuando salió por el informativo la noticia con la que me había despertado, pero no me había ido a dormir. – El escritor madrileño Javier Marías rechaza el premio bla bla , explicará los motivos esta tarde bla bla bla…Se cree que puede deberse a su inconformidad con el gobierno actual bla bla bla– Y yo pensaba… Acabáramos. Si ésta tarde dará los motivos por los que rechaza el premio, apuntaos un tanto. Adelantarse de esa manera tan ¿mágica?, disculpadme, es que no sé que adjetivo debo poner aquí,  a una noticia que aún no se ha dado, porque la persona que hablará ni si quiera ha articulado palabra…es asombroso. Nos han colado al joven Marti y al viejo de Doc en un momento…en un abrir y cerrar de ojos. 

Este año en la feria del libro, he de reconocer, que estaba bastante nerviosa e ilusionada. Cuando me enteré de las fechas fijas, me metía una y otra vez en el ordenador para ver autores, casetas, cursos, conferencias, actos…todo lo que pudiera hacer en el transcurso de dos o tres semanas que dura, ¿dura eso más o menos, no? Bueno…pues cuando vi que Javier Marías firmaba dije… tengo que ir. Tengo que ir y comprar el libro de Los dominios del lobo. Devorarlo y bueno, ya veremos qué pasa después, si Grandes o Kerouac. Me lo habían recomendado indirectamente meses atrás y bueno… como en todo en la vida, antes de decir que no tendrás que decir porqué o puede que esté bien… ¿O no? El caso… el año anterior tampoco había ido a la feria, a pesar de que este hombre, el hombre sobre el que hablo… presentaba su nuevo libro que tantas inseguridades acarreaba, según he escuchado en algunas entrevistas… Yo también tenía las mías. Se acercaba Selectividad, yo tenía que estudiar, pero no sabía muy bien porqué, no tenía ni idea de lo que quería estudiar. Mejor, no tenía ni idea de lo que quería ser. Bueno podríamos decir que al final mi padre, se acercó, esperó una cola de hora y media con mi abuelo, le dijo que yo no había podido ir, que estaba estudiando y eso escribió en la contraportada: Para Andrea, agradeciéndole que me lea mientras estudia. Javier Marías. Y eso hice. Estudiar nada, leer mucho. Luego mi padre cuando marqué filología aún se preguntaba porqué, o porque no le dije yo. No me des alas si luego no puedo volar. 

Este año, como vengo diciendo, esperé algo menos de cola. Más bien, fue instantáneo. Tuve miedo, pues había estado esperando al sol hora y pico con mis padres donde Galeano. Mi padre se enfadó porque no le saqué foto con él, pero yo estaba a otra cosa y la blackberry a lo suyo… como diría mi amiguísima Carmen, not surprise. Después de esto, una botella de agua y encontrarme al de Hispanoamericana, nos dirigimos a la caseta de Marías. Si te ponías de frente a la caseta, en el medio, sabéis…ese pasillito que se forma entre fila y fila de casetas… donde ponen puntos de información, folletos a cascoporro…enfin, a la derecha veías una cola que daba la vuelta a la caseta de Mario Vaquerizo dos veces. Fans, madres de fans, abuelas de fans, tontos de fans, ¿groupies?, se agolpaban y gritaban. Mi madre me sonrió y me dijo- Mira, es Marito… ¿nos acercamos? – . No tengo porqué mentir, el reality de la MTV me gusta mucho, me rio, porque esa es su función. Si es un programa de entretenimiento su máxima es que al espectador se le pase el tiempo más rápido y más mejor como dicen por ahí… Y lo consigue. Y punto. No me meto en debates sobre el nivel de inteligencia, lo estrafalario del caso, y demás… Es lo que es, consigue su objetivo. Ya nos gustaría a muchos otros tener la fórmula del éxito. Que se lo digan a Pilar Rubio

A la izquierda del rin, podíamos ver la caseta de Alfaguara. Un hombre… el hombre… sentado en la esquina. Me fui acercando con paso firme, pero no ligero, me temblaban algo las piernas. – Vamos Andre, acércate, compra el libro… y que te lo firme.Vvva…le. No me acuerdo del color de su camisa. Sin embargo podré decir que…llevaba una americana oscura con el pin plateado que no acierto a adivinar qué es…En realidad no sé si llevaba americana o lo he asimilado por repetición por ser siempre la prenda que mantiene mi cerebro. No me acuerdo de cómo pagué el libro, si es metálico o con tarjeta, ¿qué más da?Aquí los detalles no son importantes. Me acuerdo de que esperé a dos lectores, y me tocó. Parecía que yo no estaba allí. Apenas me miró, me preguntó para quién era mientras fumaba, como siempre, lo he visto en los millones de vídeos. Llegué a temer que al libro le ocurriese cualquier cosa. Escribió: Para Andrea, esta novela de casi infancia: clemencia. Javier Marías. Tan cercano y tan distante. La posible conversación que había ensayado se había desvanecido en el mismo momento en el que me había entregado el libro de nuevo, y se había puesto a hablar con una mujer. Mis preguntas, mi información, mi, mi…mi yo misma. Yo. Misma. Cogí el libro lo estreché y me marché.

¿Qué quiero decir con esto? Que cuando lees un libro…crees que llegas a conectar con el autor. Incluso cuando lees algo de alguien, no tiene porqué tener calidad. Actualmente un tuit del Twitter, un mensaje de texto, una mirada…las interpretas desde la persona que habla. Hay que aprender a pensar, para poder hablar, aprovecho a comentar. Pero es que en literatura, no conectas con el autor, porque como muy bien dice el hombre, El escritor deja de ser en la primera palabra para dar paso o vida a unos personajes con voz propia. No lo dice con esas palabras, pero unas muy parecidas. La verdad, es que yo no conozco a Marías, y puedo decir, sin ser una ignorante-pedante a riesgo de parecer una estúpida, que tampoco tengo interés. Me basta con saber que a día de hoy, es una de esas voces que aún respiran y que encima nos hablan para contaros algo. Hace años dijo, que no quería vincularse a ninguna institución para poder ser libre. Dijo que no recogería ningún premio proveniente de la administración, y es consecuente con ello. No desprecia, de hecho, agradece enormemente el reconocimiento, pero no el premio. En la rueda de prensa que concedió ayer en el Círculo de Bellas Artes, así lo dijo, que querría que la parte en metálico del galardón fuese destinado al mantenimiento de las bibliotecas públicas. Es coherente, ya lo dije, muy coherente, tanto que debía inventarse un adjetivo nuevo, tal como ‘coherentísimo’ o ‘coherentástico’. 

Ayer fui a recoger mi carné de la Biblioteca del Cervantes con Lola, y no teníamos ni idea de que estaba en ese momento el hombre cruzando la calle. Ahora desde mi teclado escribo estas sensaciones y… pienso en lo cerca que habíamos estado de habernos acercado. Yo no conozco al autor, ni tampoco tengo interés en hacerlo. Pues ayer mientras caminaba, el cielo estaba encapotado, miraba a Lola con el jersey azul institucional de su padre, viejo como él solo, y nos reíamos. También estaba pensando en alguien, en los libros que debería empezar a leer, en quedar este fin de semana con mis amigas, polémicas y soles con nubes, lo que fuese… Y la coherencia ahí, flotando por el aire. La lógica. La razón…hasta puede que la verdad absoluta de ser y no tener que explicar porqué. Gracias Javier. Javier Marías. El hombre. El escritor. El creador. El lector. El que mi padre siempre me dice: –¿Sabes cómo llama Reverte a Marías?No, dimeEl perro inglés o el Rey de Redonda

Os dejo unos enlaces de interés, y una canción…como siempre. 

 

http://blogs.elpais.com/papeles-perdidos/2011/12/los-enamoramientos-de-marias-mejor-libro-de-2011.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/10/25/actualidad/1351195897_708586.html

http://javiermariasblog.wordpress.com/

http://www.youtube.com/watch?v=WEfv2ZbyOg4

http://www.youtube.com/watch?v=WAJkiMnFib0

 

 

Said ‘Hey honey, take a walk on the wild side’…

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s